CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG

domingo, 16 de enero de 2011

MEDITACION DE LUNA LLENA 19 DE ENERO 2011.-


WEB-ANIMACION-FENG_SHUI.gif

MEDITACIÓN DE LUNA LLENA
19 DE ENERO DE 2011
MEDITACION A DISTANCIA A LAS 21.00 HORAS
Para realizar en círculo con otras personas o en solitario manifestando la intención de unirse a uno de los círculos que realizan la meditación en la distancia.

· Vestidos de blanco.
· Si la meditación no se realiza al aire libre preparar un altar en el que deben estar presentes los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego.
· Una vela blanca encendida delante de cada uno y otra en el centro del círculo.
· Una piedra luna, que nos acompañará durante todo el nuevo ciclo. Si no se dispone de piedra luna sirve un cuarzo transparente.

Recomendaciones:
1. Que se coloquen en el interior del círculo aquellas personas que no están acostumbradas a este tipo de meditación.
2. Al darse las manos, colocar la izquierda hacia arriba (entrada) y la derecha hacia abajo (salida).

PROPÓSITO
RECORDAR EL ORIGEN
Con esta meditación vamos a impulsar al ser de luz que todos llevamos en el interior.
Primero equilibraremos nuestra propia energía y después la expandiremos, para iluminar el exterior desde el interior.
Tu equilibrio interno influye en tu entorno inmediato, en tu familia, en tus amigos, en tu trabajo…
Tu luz interna, al expandirse, influye e ilumina todo cuanto la rodea. Sana cualquier bloqueo energético.
Recuperaremos la magia en el interior activando la propia luz, reconectándonos con nuestro origen, recibiendo la luz de la Fuente como un impulso necesario para que nuestra alma se revitalice, cobre fuerza e intensidad la luz que llevamos dentro.
Esa luz nos devolverá el recuerdo de la Unidad.
Todos somos Uno. El alma que habita en nuestro interior partió de la Fuente original para encarnar en un cuerpo físico. Todas las almas lo hicieron. Todos tenemos el mismo origen y estamos unidos por la energía del Amor.
El Amor es nuestra esencia, la esencia de todo lo que existe. Todos llevamos Amor en el centro de nuestro corazón. Al vivir desde el corazón, consciente de tu origen y del origen de todas las personas, de todo lo que existe, el universo entero responde a tu propia magia con su magia unificada, desde lo más pequeño hasta lo más grande.


INVOCACIONES
- Solicitad el permiso de los guardianes del lugar donde os encontráis para realizar el ritual.
- Invocad a los elementales del Aire, de la Tierra, del Agua y del Fuego.
- Presentad vuestro respeto a los seres que habitan en los cuatro Puntos Cardinales y en las ocho direcciones que rigen el Universo.
- Solicitad la presencia y la ayuda del los Arcángeles, especialmente del Arcángel Metatrón.
- Solicitad la presencia y la ayuda de vuestros guías espirituales. Que vuestros guías espirituales formen otro círculo alrededor del que vosotros habéis creado para ayudaros a armonizar las energías que estáis compartiendo.

Esperad unos segundos hasta que todas estas energías se manifiesten y armonicen el círculo.

RELAJACIÓN Y ENRAIZAMIENTO

Cierra los ojos y disponte a realizar unas respiraciones profundas, sintiendo cómo liberas toda esa tensión acumulada.
PAUSA
Ahora quiero que sigas haciendo respiraciones bien profundas de manera que sigas una secuencia de tres segundos. Se trata de que al coger aire lo hagas contando hasta tres (un, dos, tres), lo retengas tres segundos (un, dos, tres), y al expulsarlo lo hagas también contando hasta tres (un, dos, tres). Familiarízate con este ejercicio y quiero que lo repitas tres veces.
PAUSA
Ahora deja ya de prestar atención a tu respiración, olvida ya el ejercicio anterior y deja que tu respiración sea natural, cada vez más pausada y relajada, que sea cómo algo automático.
PAUSA


Visualiza tu cuerpo en la posición en la que te encuentras ahora y disponte a enraizarte con la Madre Tierra, para ello imaginas cómo surgen de la planta de tus pies unas raíces, y cómo ellas van a empezar a cavar en la tierra, cada vez más hondo, más profundo. Estas raíces van en busca del centro de Gaia, del corazón de la Madre Tierra, y sientes cómo cuando lo encuentran lo abrazan.
PAUSA
Ahora empieza a circular por estas raíces una poderosa energía de color naranja que recorre todo tu Ser. Siente esta energía en tu cuerpo, y siente el gran amor que ello te aporta.
PAUSA
Esta energía te habla y te dice que te va a ayudar a reconocer y a sanar cada parte de tu cuerpo.
PAUSA
Así pues disponte a reconocer cada parte de tu cuerpo. Para ello vas a empezar a visualizar tus pies. Siente como la energía de color naranja te ayuda a visualizarlos, te ayuda a reconocerlos.
PAUSA
Si los pies están dañados, o sientes dolor en ellos, siente cómo esta energía de color naranja los envuelve y los sana con su luz. Tú diriges esa energía hacia ese punto.
PAUSA
Y ahora envíales amor desde tu corazón, siente cómo posees el don de dirigir ese amor hacia el punto que lo desees. Este lleva consigo el poder de la aceptación. Este amor sale de lo más profundo de tu Ser. Da igual cómo sea esa parte de tu cuerpo, no importa el color, el aspecto, la forma,… Tu corazón solo entiende de amor, y este amor va ayudarte a aceptar todo tu cuerpo. Envíales amor, envuélvelos en tu corazón. ¡Acéptalos!, pues ellos son los que te ayudan a seguir avanzando cada día. Ellos son únicos. Son solo tuyos. No hay ninguno igual en el universo. Acéptalos en tu corazón y llénalos de amor.
PAUSA
Y quiero que sigas haciendo este ejercicio con cada parte de tu cuerpo, que las reconozcas y las sanes con la energía de la Madre Tierra y que los llenes de amor. Siente cómo este amor te ayuda a aceptar cada parte de tu cuerpo, a amar cada parte de él porque este amor también posee el don de la transformación, y porqué la transformación pasa por la aceptación de nosotros mismos tal y cómo somos.
PAUSA
Sigue ahora con tus piernas. Reconócelas con la energía de la Tierra y apórtales sanación. Luego envíales amor y acéptalas y amalas tal y cómo son en tu corazón. Haz este ejercicio con cada parte de tu cuerpo.
MEDITACIÓN

Ahora que has reconocido y que has aceptado tu cuerpo en su totalidad, ahora que has enviado amor a cada parte física de ti, ya estás preparado para permitir que tu propia luz se expanda.
PAUSA
Por eso, en primer lugar, quiero que visualices el color de tu alma.
Tu alma se encuentra en tu pecho, en tu corazón.
Imagínate cómo es tu alma.
PAUSA
Siente tu propia luz manifestándose en tu interior.
Tu alma es pura luz, pura magia.
Imagina tu alma dentro de tu pecho y permite que las imágenes se desarrollen libremente, sin juzgar nada.
Tu alma posee una gran sabiduría. Ella sabe exactamente qué es lo que tiene que mostrarte en este momento. Déjale que lo haga. Permítele a tu alma que se muestre con toda claridad.
PAUSA
Al imaginar tu alma estás reactivando tu propia luz.
Tu luz es una parte de la Fuente original. Por lo tanto es sanadora, liberadora, lo puede todo.
Confía en tu propia magia. Confía en tu Luz.
Vas a expandirla ahora por todo tu cuerpo. Desde tu pecho, la luz de tu alma va a expandirse por todo tu ser hasta crear una esfera perfecta a tu alrededor.
PAUSA
Una esfera que crece y crece desde tu interior y que te abarca por completo.
Mientras se expande a partir de tu corazón, la luz de tu alma va liberando en ti cualquier bloqueo,
Sanando tus células, revitalizando tu cuerpo.
Siente cómo la luz de tu alma te sana y te equilibra, mostrándote que el poder de sanarte a ti mismo se encuentra en tu interior.
PAUSA
Y ahora imagina que de tu corazón surge un tubo de luz de color blanco brillante.
Un tubo de luz que asciende hacia el cielo hasta llegar a la Fuente, al Origen.
A esa inmensa y preciosa luz a la que tú perteneces.
Esa luz que forma parte de nosotros y que nos acompaña siempre.
Porque todos somos parte de ella. Todos llevamos una de sus chispas en nuestro corazón.
Deja que el Poder y el Amor de esa Luz te impregnen mientras desciende hacia ti por el tubo de luz que te conecta con ella.
PAUSA
Deja que su magia impulse tu propia magia.
En este momento recibes en ti toda la Fuerza y el Amor del Padre, de la Madre. Toda la intensidad del Uno. Para que recuerdes tu origen. Para que te vuelvas a sentir parte de él.
PAUSA
La esfera de luz que se expande desde tu pecho ha cobrado intensidad esta maravillosa energía. Ahora es más brillante, más vital, más luminosa.
Puede incluso que haya cambiado de color.
PAUSA
Esa esfera de luz que te envuelve está en contacto con las esferas de luz de cada una de las personas que te acompañan.
Vamos a crear con todas ellas una esfera de luz unificada.
Dales las manos a los compañeros que tienes a los lados.
Deja que se armonice la energía de todo el círculo a través de tus manos.
PAUSA
Mientras la energía fluye a través de tus manos observa lo que está sucediendo con la luz de cada esfera.
Cada una de nuestras esferas de luz se está fundiendo con las demás.
PAUSA
Siente cómo se eleva la vibración.
Volvemos a la Unidad.
PAUSA
Mientras nos convertimos en Uno reconocemos nuestro verdadero origen,
Comprendemos el auténtico sentido de la vida.
Recuperamos nuestra divinidad.
Siente el maravilloso efecto del Uno vibrando en ti.
PAUSA
Esto es lo que somos. Somos Unidad.
La separación es una ilusión.
Cada una de las personas que hoy te acompañan en este círculo forman parte de ti.
Siente la magia.
PAUSA
Todos juntos, a la cuenta de tres, vamos a impulsar esta esfera de luz unificada para que vaya al encuentro de las otras esferas de luz que se están creando en la distancia.
1, 2, 3.
Impulsemos juntos nuestra Unidad.
PAUSA
La luz unida de este círculo se expande más allá de este lugar.
Entra en contacto con el aire.
Llena de Amor y de Luz los corazones de las personas con las que se encuentra.
PAUSA
Se une por fin con las otras esferas de luz que han partido en su busca desde cientos de lugares por todo el planeta.
Al encontrarse unas con otras se produce un gran destello, una gran chispa.
Es la emoción del reencuentro,
La alegría del reconocimiento,
El gozo de la RE-UNIÓN.
PAUSA
Mientras las luces de todas las esferas se unen para convertirse en una sola alrededor de la Tierra, las personas que habitan en ella sienten en sus corazones una nueva chispa, un nuevo impulso, una nueva alegría.
PAUSA
Sienten la magia de la Unidad que estamos recuperando, porque ellas también forman parte del Uno. Ellas también, aunque no estén aquí.
PAUSA
Mientras las esferas de luz se unifican alrededor del planeta siente tú también que formas parte de esa unidad, de ese TODO.
PAUSA
Siente también que tu ser reconoce y ama a cada ser vivo,
A cada animal, a cada planta.
A cada rincón del globo.
PAUSA
Siente como tu ser reconoce y ama a cada ser humano.
Porque su luz también es tu luz.
Porque todos somos Uno.
PAUSA
La esfera de luz que acabamos de co-crear continuará activa durante los próximos 28 días, recordándonos a todos que no hay separación.
Que la fuerza de nuestro origen se encuentra en cada uno de nosotros.
Que los hermanos que nos acompañan en el camino llevan en su interior a un ser de luz idéntico al propio.
No hay separación.
No hay desunión.
La Fuerza y el Poder del Uno han sido reactivadas en la Tierra.
PAUSA
Gracias por tu maravillosa colaboración en esta noche de luna llena.
Todos los Seres de luz que hemos convocado te dan las gracias.
También te da las gracias la Madre Tierra.
Nosotros también les damos las gracias a todos ellos, a los elementales del Aire, del Agua, de la Tierra y del Fuego. A los seres que habitan en los cuatro puntos cardinales y en las ocho direcciones que rigen el universo. A los guardianes de este lugar. A los amados Arcángeles. Y a nuestros guías espirituales.
Coloca tus manos sobre la Tierra y solicítale que absorba de ti toda la energía que tu cuerpo físico no sea capaz de sostener.


RITUAL DE LUNA LLENA
19 de enero de 2011

Durante el ritual:
1. Compartimos comida y experiencias.
2. Hablamos de las energías de la Luna y de la temática del mes.
3. Realizamos una meditación para equilibrarnos, recibir energía y transmitirla al resto de la humanidad y del planeta para co-crear la Red de Luz.
4. Recibimos los mensajes de nuestros guías.