CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOG


ESTE ES MI NUEVO SITIO,(todavía en construcción),AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA. GRACIAS.

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG

viernes, 18 de marzo de 2011

MEDITACIÓN DE LUNA LLENA 19 DE MARZO DE 2011.-



MEDITACION A DISTANCIA A LAS 21.00 HORAS
Para realizar en círculo con otras personas o en solitario manifestando la intención de unirse a uno de los círculos que realizan la meditación en la distancia.

· Vestidos de blanco.
· Si la meditación no se realiza al aire libre preparar un altar en el que deben estar presentes los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego.
· Una vela blanca encendida delante de cada uno y otra en el centro del círculo.
· Una piedra luna, que nos acompañará durante todo el nuevo ciclo. Si no se dispone de piedra luna sirve un cuarzo transparente.

Recomendaciones:
1. Que se coloquen en el interior del círculo aquellas personas que no están acostumbradas a este tipo de meditación.
2. Al darse las manos, colocar la izquierda hacia arriba (entrada) y la derecha hacia abajo (salida).

PROPÓSITO
RECORDAR QUE LA LUZ ESTÁ EN NUESTRO INTERIOR

La luz está en nuestro interior. No debemos buscar fuera lo que se halla dentro. Aunque nos ayuden desde diferentes planos de la realidad, la mayor ayuda se encuentra en uno mismo.
En tiempos de confusión, en tiempos de crisis internas, la mayor ayuda se encuentra en el interior de uno mismo.
Todos somos hijos de la Luz y, como tales, parte de ella. Nadie es más que nadie, pero tampoco menos.
Recibir ayuda de otros planos nunca debe implicar renunciar al propio poder interior.
Ser Uno significa ser luz en unidad.
Debemos confiar en nosotros mismos para no equivocarnos ni errar el paso en el camino.
Es completamente humano, y necesario en ocasiones, recibir ayuda, pero no como algo que se convierta en una costumbre o en un hábito difícil de abandonar.
La luz se encuentra en el interior de cada uno. Recurramos a ella mucho más de lo que lo hacemos habitualmente. Recurramos al poder y la sabiduría de nuestra alma para comprender, para saber, para decidir, para recordar.
Dejémonos ayudar por otros cuando nuestras fuerzas decaigan, pero volvamos a nuestro centro una y otra vez en busca de esa luz que nos guía desde el interior, recuperando la magia que le imprime a nuestra vida la conexión con la propia alma.
El alma posee toda la sabiduría que necesitamos para desenvolvernos con soltura en nuestra vida. Confiemos en ella. Confiemos en la propia luz, la luz que parte del centro de nuestros corazones y que es la misma que todos poseemos: los seres humanos, los seres de luz, la luz del Padre.

INVOCACIONES
- Solicitad el permiso de los guardianes del lugar donde os encontráis para realizar el ritual.
- Invocad a los elementales del Aire, de la Tierra, del Agua y del Fuego.
- Presentad vuestro respeto a los seres que habitan en los cuatro Puntos Cardinales y en las ocho direcciones que rigen el Universo.
- Solicitad la presencia y la ayuda del los Arcángeles, especialmente del Arcángel Metatrón.
- Solicitad la presencia y la ayuda de vuestros guías espirituales. Que vuestros guías espirituales formen otro círculo alrededor del que vosotros habéis creado para ayudaros a armonizar las energías que estáis compartiendo.

Esperad unos segundos hasta que todas estas energías se manifiesten y armonicen el círculo.

MEDITACIÓN

Cierra los ojos y disponte a relajarte. Voy a conducirte a un lugar mágico, un lugar en el que todo es posible y todo es Luz.
En ese lugar vas a poder comprobar que tú, al igual que todos, incluidos aquellos a los que más admiras, eres Amor infinito,
eres sabiduría,
eres confianza,
eres paz.
Vamos, cierra los ojos y ven conmigo.
Ese lugar maravilloso te está esperando para que empieces a recordar.
Recuerda: tú eres luz.
PAUSA
Antes de emprender el viaje quiero que sientas la presencia de tu alma en tu corazón.
Para ello coloca tu mano derecha sobre tu pecho y siente el latir de ese órgano tan importante que te mantiene vivo.
Siente el latir de tu corazón y deja que vibre en la palma de tu mano.
PAUSA
Mientras el latir de tu corazón vibra en la palma de tu mano date cuenta de cómo el fluir de tu sangre lo acompaña.
Cada latido es un nuevo impulso para ese líquido vital en tus venas.
PAUSA
Siente ahora el latido de tu corazón recorriendo todo tu cuerpo,
La sangre que fluye desde él hasta tus órganos
PAUSA
Los músculos de la espalda y del abdomen,
PAUSA
Los brazos,
PAUSA
Las piernas,
PAUSA
El cuello y la cabeza.
PAUSA
El fluido que te recorre por completo trabaja en equipo con el aire que le proporcionan a tu cuerpo los pulmones.
Tu respiración lo oxigena, lo limpia, lo libera.
Esa unión de aire y sangre dentro de ti te mantiene vivo.
Siente la magia de la vida en tu interior, la vida física, la vida que te proporciona la Tierra, este maravilloso lugar de infinita belleza que está recuperando la esperanza.
PAUSA
La Tierra te ha proporcionado tu cuerpo y lo alimenta. Te acoge, te protege, te mantiene vivo.
Dale las gracias a la Tierra por su inmensa generosidad y por su amor de madre.
PAUSA
Siéntete unido a ella con todo tu ser.
Siéntete parte de la Tierra, obsérvate como parte de ese todo que es la Naturaleza.
PAUSA
La Naturaleza te engloba también a ti. Eres uno más de sus componentes. Eres parte de su esencia y, como tal, influyes en ella con cada uno de tus movimientos.
PAUSA
Y ahora que ya te sientes parte de la Tierra, ahora que ya te sientes vivo y reconoces tu latir, quiero que te adentres un poco más en tu interior.
Continúas sintiendo el latido de tu corazón. Concéntrate en él.
PAUSA
Entra en tu corazón.
Date cuenta de la magia que guardas en él.
Además de sangre, tejidos y células, hay algo más en su interior.
Observa bien. Mira la llama que se enciende para que la reconozcas.
Mira la luz que habita en él.
PAUSA
Esa luz que ya brilla con intensidad para llamar tu atención se alegra de que te fijes en ella.
Esa luz es tu alma.
Siente la presencia de tu alma en ti.
PAUSA
Tu alma está conectada permanentemente con la Fuente de luz original de la que todos partimos.
Mira. Observa el rayo de luz que une tu alma con la Fuente.
Un rayo de brillante luz que parte de tu corazón hacia arriba y que te conecta con la Luz del Padre, la Gran Luz original que nunca te abandona, que siempre está en ti.
PAUSA
Eres parte de ella.
Fíjate en todos los rayos de luz que parten de la Fuente y que llegan al corazón de cada uno de los hombres y de las mujeres que pueblan la Tierra.
También de los niños.
PAUSA
Contempla la hermosura de la luz conectada con cada rincón del planeta.
PAUSA
Conectada incluso con el corazón de la misma Tierra.
Gaia también late en armonía con la luz.
PAUSA
Voy a pedirte ahora que vayas un poco más allá,
Que te des cuenta de que todo lo que es y todo lo que existe está conectado con esa Gran luz, con la Fuente, con el Padre-Madre.
PAUSA
Todas las galaxias.
Todas las estrellas.
Todos los planetas y los seres que los habitan.
PAUSA
También están conectados con ella los seres de luz que guían tu camino, tus guías espirituales.
Los maestros ascendidos.
Los ángeles, los serafines, los arcángeles.
Los nomos, las hadas, los elfos y todos los elementales.
Todo forma parte del mismo origen y está conectado con él.
Incluidos los hermanos más rezagados en su camino evolutivo, aquellos que aún andan presos de energías confusas.
Todos formamos parte de la Gran Luz.
Mira cómo se conectan con ella todos y cada uno de los seres que acabo de mencionarte y muchos más. Todos los que somos, todos los que estamos, todos los que existimos.
PAUSA
No hay diferencias entre tú y yo. No hay diferencias entre ninguno de nosotros.
Todos somos sabios, todos somos luz, todos partimos del Uno y a él regresaremos tarde o temprano.
Mira como todo está conectado con la Luz.
Date cuenta de que aquellos a los que admiras son lo mismo que tú.
PAUSA
Date cuenta también de que aquellos a los que rechazas son lo mismo que tú.
PAUSA
Somos luz. Somos luz. Somos amor y magia, aunque en algún punto de nuestro camino evolutivo nos quedemos atrapados y confundidos.
Somos luz. Somos amor. Somos magia.
Todos lo somos.
Siente esta certeza en tu interior y deja que su vibración disuelva cualquier rastro de dependencia en ti.
PAUSA
Dependencia del consejo o de la guía de otros,
De la tendencia a creer que los demás son más que tú, más sabios, más válidos, más perfectos.
PAUSA
Deja que la conciencia del Uno te haga libre y permite que fluya tu propia luz, tu propia sabiduría interior.
Permite también que esa certeza de Unidad y de perfección del todo disuelva asimismo la tendencia a ver al otro como inferior a ti.
La tendencia a rechazarlo, criticarlo o juzgarlo.
PAUSA
Todos y cada uno de nosotros estamos conectados con la Gran luz y formamos parte de ella, sea cual sea el punto del camino evolutivo en el que nos encontremos.
Practica el amor incondicional desde el centro de tu corazón.
Practica la tolerancia, la aceptación.
Despréndete de la separación que crea el rechazo.
Despréndete del juicio, de la crítica, del desprecio por el hermano que, como tú, sigue su propio camino.
No estamos separados. Somos Uno.
Somos luz. Almas que vibran con la luz.
Almas que crecen con la luz.
Almas que se expanden al experimentar el Amor.
Deja ahora que tu alma se expanda con el amor que todos compartimos.
Siente la intensidad que la luz del Padre te envía en este mismo momento a través del rayo de luz que te une a él.
PAUSA
El Padre te envía una oleada de amor incondicional, de luz infinita, directamente al centro de tu corazón. Siéntela en ti. Siente la magia en tu interior.
PAUSA
Con esta hermosa luz en nuestro interior, con esta emoción, vamos a desempeñar ahora una de las funciones para las que fuimos creados: vamos a convertirnos en canales de luz y amor para la Tierra, para todos sus habitantes, para todos los seres que la pueblan.
Dale las manos a los compañeros que tienes a los lados.
Continúa sintiendo la maravillosa luz con la que el Padre te llena el corazón.
PAUSA
Expande esa luz por todo tu ser.
Deja que fluya por tus brazos,
que llegue hasta tus manos,
que traspase tu piel y se una a la luz que todos estamos recibiendo en este momento.
Deja que esa luz se convierta en una en este círculo.
PAUSA
Observa cómo penetra en el interior de la Tierra.
PAUSA
La luz que estamos recibiendo llega al interior de la Tierra, al corazón de Gaia, y lo revitaliza. Lo llena de paz y de amor.
PAUSA
Cada uno de los círculos de luz que está realizando este trabajo en la distancia está enviando la luz del padre directamente al centro de la Tierra.
PAUSA
En el centro de la Tierra se une la luz de cada círculo.
Gaia está recibiendo en este instante una inmensa dosis de amor incondicional.
PAUSA
Desde el centro de la Tierra, la luz que entre todos estamos canalizando se expande hacia el exterior, armonizando todo lo que se encuentra a su paso.
PAUSA
El corazón de la Tierra,
Las diversas capas que componen el planeta,
Las civilizaciones intraterrenas,
La biosfera,
Las plantas, los árboles la Naturaleza,
Los mares y océanos, las especies que los habitan,
Todos los animales
Todos los seres vivos,
Los seres humanos,
la estratosfera…
PAUSA
Todos entramos en contacto con esa luz que nos recuerda nuestro origen,
Que devuelve el amor a nuestros corazones.
PAUSA
Esta Red de Luz que acabamos de co-crear se mantendrá activa durante los próximos 28 días, hasta la próxima luna llena, recordándonos a todos que el Amor es nuestra esencia, que todos somos iguales, que todos somos válidos, capaces y sabios. Que estamos conectados con él de manera constante y que podemos activarlo en nuestro interior cada vez que lo deseemos.

La Madre Tierra y todos los Seres de luz que hemos convocado te dan las gracias.

Nosotros también les damos las gracias a todos ellos, a los elementales del Aire, del Agua, de la Tierra y del Fuego. A los seres que habitan en los cuatro puntos cardinales y en las ocho direcciones que rigen el universo. A los guardianes de este lugar. A los amados Arcángeles y a nuestros guías espirituales.

Coloca tus manos sobre la Tierra y solicítale que absorba de ti toda la energía que tu cuerpo físico no sea capaz de sostener.


RITUAL DE LUNA LLENA
19 de marzo de 2011

Durante el ritual:
1. Compartimos comida y experiencias.
2. Hablamos de las energías de la Luna y de la temática del mes.
3. Realizamos una meditación para equilibrarnos, recibir energía y transmitirla al resto de la humanidad y del planeta para co-crear la Red de Luz.
4. Recibimos los mensajes de nuestros guías.

Si quieres unirte a uno de los círculos que realizan estas meditaciones cada mes en diferentes países, por favor, envíanos un email a la dirección indicada.

SI TU CIUDAD O PAIS NO ESTÁ EN LA LISTA,
ENVÍANOS UN EMAIL A